Aforismos médicos
Lectura

Diez aforismos médicos presentes en la obra de Gabriel García Márquez.

Una antología de los aforismos escritos por García Márquez que fueron compilados por Juan Valentín Fernández de la Gala en ‘Los médicos de Macondo’.

Redacción Centro Gabo

En la obra de Gabriel García Márquez abundan los aforismos relacionados con la medicina. Tanto es así que el investigador y antropólogo forense Juan Valentín Fernández de la Gala ha dedicado a ello un capítulo entero de su libro Los médicos de Macondo. En esta obra, recientemente publicada por el sello editorial de la Fundación Gabo, Fernández de la Gala realizó una detallada investigación sobre el papel indispensable de los médicos y la medicina en el universo literario de García Márquez.

El capítulo 14 corresponde a los aforismos médicos ideados por el narrador colombiano. Son más de setenta. Estos aforismos, paremias y sentencias, afirma Fernández de la Gala, “están tomados sin más de la tradición popular antillana, colombiana o criolla y guardan, en su sentenciosa concisión, el aire popular de los refranes castellanos o de los dictons franceses. Otros se nutren de la añeja vena aforística de Hipócrates y Maimónides, que planta sus fuentes, yendo río arriba, en el mismo Heráclito distinto. Casi todos, como podrá apreciarse, adquieren el carácter y la belleza ingeniosa de una greguería, construida al mejor estilo de Ramón Gómez de la Serna, pero con ciertos resabios caribes de mamadera de gallo”.

En Los médicos de Macondo, Fernández de la Gala los clasifica en ocho grupos: los que están relacionados con la fisiología humana, con la salud, con la enfermedad, con la actividad médica, con el amor y el matrimonio, con lo escatológico, con la vejez y con la muerte.

En el Centro Gabo hemos hecho una selección de diez aforismos médicos escritos por Gabriel García Márquez. Los compartimos contigo:

 

1.

Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga otra vez y muchas veces a parirse a sí mismos.

Reflexión de León XII Loayza, tío de Florentino Ariza.

El amor en los tiempos del cólera.

 

2.

Déjeme como estoy, la desesperación es la salud de los perdidos.

Simón Bolívar a su boticario, cuando pretendía darle unas gotas de belladona.

El general en su laberinto.

 

3.

No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad.

Abrenuncio al marqués de Casalduero.

Del amor y otros demonios.

 

4.

Si no le temes a Dios, témele a la sífilis.

Carteles que encontró Gabo en los tranvías y en los urinarios públicos de Bogotá cuando iba a iniciar el bachillerato.

Vivir para contarla.

 

5.

El tensiómetro es el único reloj que marca con exactitud la hora de levantarse.

El doctor Giraldo a la viuda de Montiel.

La mala hora.

 

6.

No hay mejor medicina que un buen diagnóstico.

El doctor Juvenal Urbino a sus alumnos de Clínica General.

El amor en los tiempos del cólera.

 

7.

La pediatría es la especialidad más honesta, porque los niños solo se enferman cuando en realidad están enfermos.

El profesor de Clínica Infantil de La Salpêtrière, en París, a Juvenal Urbino.

El amor en los tiempos del cólera.

 

8.

Con la curación por la música, el médico rural tendría que recurrir al clarinetista municipal para que amenice con sus agudos analgésicos una tifoidea persistente, como en épocas pasadas acudió a los servicios sangrientos del barbero.

Columna de Gabriel García Márquez.

Textos costeños.

 

9.

El tiempo de la vejez no es un torrente horizontal, sino una cisterna desfondada por donde se desagua la memoria.

Florentino Ariza.

El amor en los tiempos del cólera.

 

10.

EL amor es una enfermedad del hígado […] Estar enamorado no sería nada grave. Simplemente bastaría con tomar una cucharadita de ruibarbo antes del desayuno.

Columna de Gabriel García Márquez.

Textos costeños.

 

 

Sobre Los médicos de Macondo

 

Los médicos de Macondo, de la autoría de Juan Valentín Fernández de la Gala, es un minucioso recuento del rigor científico con que Gabriel García Márquez construyó su obra literaria. Se trata de un libro que evidencia el papel indispensable de la medicina en los cuentos y novelas del escritor colombiano, y que reflexiona sobre las vidas de los numerosos especialistas en las áreas más diversas de la ciencia médica que contribuyeron a la formación del universo garciamarqueano. Adquiérelo con descuento en la Tienda de la Fundación Gabo (pulsa aquí).

 

 

 

Continúa Leyendo

Archivo Gabriel García Márquez, Harry Ransom Center

Un decálogo de textos del escritor colombiano para comprender mejor...

Bomba atómica

Palabras pronunciadas por el escritor colombiano el 6 de agosto de...

Gabo, en los tiempos en los que hacía parte de la redacción del diario El Espectador.

Aparecen en novelas y en cuentos. Parece que saltaran de un relato...

©Fundación Gabo 2024 - Todos los derechos reservados.